Bankia ha vivido una de sus peores jornadas con un desplome que llegó a ser del 30% aunque luego se estabilizó en el 20%. Sus acciones han llegado a los 0,67 euros encendiendo todas las alarmas.

Existe un gran temor que la reestructuración financiera y el plan estratégico que hace unos días ha difundido la entidad termine por afectar a una estructura que ya ha anunciado cerca de 6.000 despidos.

Eso y el hecho de que sean los propios accionistas los que se encarguen del saneamiento (a los efectos de reducir las ayudas públicas a 18.000 millones) son claras muestras de que el negocio no marcha bien.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies