El Gobierno español presentó a las autoridades europeas la propuesta de reasignar un nuevo rol a las cajas de ahorro. La idea es que pasen a ser fundaciones pudiendo de esta forma mantener el control de sus bancos, siempre que se sometan a una estricta normativa.

Recordemos que el Memorando de Entendimiento que España firmó para recibir ayuda financiera para la banca indicaba que el Gobierno aplicaría una nueva normativa encaminada a una eventual reducción de la participación de la cajas en sus bancos hasta alcanzar una posición minoritaria.

Pero Luis de Guindos, ministro de Economía, indicó en Bruselas que la propuesta sería más ventajosa.

La regulación afecta a La Caixa, La Kutxa, Unicaja e Ibercaja, que tendrán que convertirse en fundaciones bancarias.

El concepto es que a mayor participación de una caja en un banco, mayor es el compromiso y las obligaciones regulatorias a las que se someta.

Resta esperar para conocer si la propuesta tendrá o no andamiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies