La idea del Gobierno es reducir hasta en un 80% las comisiones bancarias que deben pagar los establecimientos cada vez que realizan un cobro mediante la tarjeta sobretodo cuando se trata de un pequeño importe.

La Secretaría de Estado de Comercio tiene como meta que se apliquen “diferentes tasas de intercambio en función del importe del pago“, en lugar de “la tasa única existente ahora”.

se busca de esta forma equiparar a España con el resto de Europa y fomentar la venta con tarjetas algo por ahora reducido debido a que las comisiones que se pagan son muy altas.

En primera instancia los comerciantes se han mostrado de acuerdo pues esto incrementaría las ventas pequeñas con tarjeta que ahora los comerciantes rechazan por la comisión que deben pagar por la misma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies