Desde hace siglos muchas personas se dedican a comprar y volver a vender objetos. Esta reventa, llamada en muchos lados comercio, le permite a una de las partes ir armando un negocio propio.

Sin embargo, no todos pueden vivir de esto. Para dedicarse al negocio de la compra y venta hay que tener un concepto claro:
Saber lo que se va a vender. De nada nos sirve estar llenos de mercadería que luego no tendrá salida.

La pregunta surge sola ¿cómo sabemos lo que se va a vender?

Si bien no hay un único método es interesante seguir estos consejos:

1) Observar como se comporta un producto en establecimientos similares
2) Ponerse en el lugar del comprador y pensar que compraría
3) Intentar evitar objetos muy perecederos.
4) Apostar por productos de vida útil limitada, puesto que si el producto fue bueno, el comprador volverá a nostros.
5) Evitar prolongados descansos
6) Ofrecer precios módicos por sobre ofrecer mejores oportunidades de pago. Se necesita dinero en fluyendo constantemente.
7) Nunca pensar que hemos llegado a nuestro tope como vendedores.
8) No encasillarnos en un determinado rubro y estar abierto siempre a anexar cosas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR