En las últimas horas se ha aprobado por parte del Gobierno el plan PIMA Aire el cual por seis meses incentivará la renovación de vehículos comerciales buscando una mejora en el medioambiente.

Se dispondrá de un total de 38 millones de euros para un plan que brindará una ayuda de 1.000 por la compra de una furgoneta menor de 2.500 kilos y de 2000 euros, por la de una de 2.500 a 3.500 kilos.

Se podrán achatarrar los vehículos con una antigüedad superior a los siete años y un peso máximo de 3.500 kilos. Los mismos podrán ser renovados por modelos nuevos o seminuevos de mayor eficiencia energética.

Se estima que más del 70% de los vehículos comerciales españoles pueden entrar en el plan el cual tiene como efecto colateral la creación de 700 nuevos empleos durante la campaña y una evidente estimulación de la industria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies