La suba del IPC durante el 2012 repercutirá en la declaración de renta de los españoles. Ya el colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha calculado la incidencia del aumento de la inflación en 2012 en la declaración de la renta.

Como sabemos el IRPF no actualiza las tablas en función del IPC. Esto hace que los contribuyentes deban pagar más en cada ejercicio fiscal. El Gestha estima que cada contribuyente pagará una media de 97,53 euros en su declaración de la renta.

El echo de que sea una media hace que el aumento varíe de acuerdo a la renta del contribuyente. La estimación es la siguiente:

◾Rentas de entre 12.000 y 21.000 euros: 52,15 euros
◾Rentas de entre 21.000 y 30.000 euros: 114,75 euros
◾Rentas de entre 30.000 y 60.000 euros: 222,33 euros

Lo bueno, si es que lo hay, es que Hacienda podrá recaudar cerca de 1.795 millones de euros adicionales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR