Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas dio garantías de que los depósitos en los bancos de la eurozona están a salvo y que la situación de Chipre es “un caso especial” que puede utilizarse como experiencia para tratar asuntos similares en otros países.

Chipre es, y seguirá siendo, un caso especial. Las cuentas de ahorro en Europa están a salvo”, expresó el ministro al diario alemán “Bild” en entrevista en la que aclaró que las medidas tomadas en los dos principales bancos de Chipre eran inevitables debido a su insolvencia.

“Y por eso los otros países de la eurozona han tenido que intervenir. Los miembros del Eurogrupo hemos decidido que los acreedores asuman parte de los costes del rescate. En otras palabras: aquellos que ayudaron a crear esta crisis”.

Pese a todo esto Schäuble confía en que Chipre podrá devolver la ayuda aunque su economía demorará un tiempo largo en volver a la normalidad.

En el final indicó que “Lo importante es que somos lo suficientemente fuertes como para mantener a todos a bordo del euro. Y creo que un día leeremos en los libros de historia que esta crisis consiguió que Europa se uniera aún más. Es una era muy afortunada para el continente”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR