Europa: el jueves pasado el Banco Central Europeo mantuvo los tipos de interés a un nivel de 0,5 %, sin cambios, de acuerdo con las expectativas. El banco central señaló que podría poner en marcha nuevas herramientas para impulsar la actividad económica. Sin embargo, durante y después de la conferencia de prensa de Draghi, el euro se apreció fuertemente, sobre todo debido a la impresión de los inversores de que Draghi no se apresurará a bajar los tipos de nuevo, y que el banco no tomarán medidas monetarias expansivas en un futuro próximo. Es probable que el aumento moderado según la predicción del BCE para el crecimiento de la economía europea en 2014 (aumento del 1,1 % en comparación con el 1 % anterior), apoyase también esta impresión.
Los datos económicos publicados la semana pasada sobre la economía europea fueron mixtos. Se registró una fuerte caída del -0,5 %, frente a una previsión del -0,2 %, en el volumen de las ventas al por menor en abril. Por otra parte, los datos publicados sobre la economía alemana fueron en su mayoría positivos y consistieron en un aumento de la producción industrial, las exportaciones y las importaciones de abril.
China: los datos económicos de China siguen decepcionando. Durante el fin de semana se publicó que el aumento anual de las exportaciones chinas en mayo fue solo del 1 %, frente a un esperado 7,4 %. El volumen de las importaciones se redujo en el último año un 0,3 %, frente a las expectativas de un aumento del 6,6 % respecto al año anterior. De acuerdo con estimaciones de los economistas de China, los datos de mayo representan una imagen fiel del comercio exterior en el país. Cabe señalar que el mes pasado el gobierno chino promulgó una nueva normativa, dirigida a evitar situaciones de informes falsos de las empresas chinas respecto a la exportación de sus productos, a raíz de varios indicios que indicaban que los datos de exportación de las empresas chinas estaban sesgados al alza. En cuanto a las importaciones, cabe señalar que a pesar de que la fuerte caída se vio afectada por la disminución de los precios de las materias primas, es posible que también sea resultado de la moderación de la demanda interna en China. Cabe señalar de manera negativa que la estimación final del Índice de Gestión de Compras de HSBC para el sector manufacturero indica una fuerte caída en mayo y se deterioró hasta 49,2 (frente a 49,6 en la estimación preliminar y a un nivel de 50,4 en abril). El nivel actual es el más bajo de los últimos siete meses. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR