Hay un viejo dicho que indica que el trabajo es salud, pero hay otro que dice que los abusos son malos.

Tal parece ser el caso de Moritz Erhardt, un estdiante de origen alemán que estaba trabajando como becario en el Bank of America Merryll Lynch de Londres y que falleció tras trabajar por 72 horas de forma casi initerrumpida.

El joven, de intercambio en la Universidad de Michigan, le faltaba sólo una semana para finalizar sus prácticas de verano.

El mismo fue encontrado muerto en la habitación de la residencia estudiantil donde se hospedaba. Antes de ello se había desplomado en la ducha. La causa sería un ataque de epilepsia.

Tras conocerse la noticia muchos han sido los que comentaron en las redes sociales sobre las las condiciones de trabajo de los becarios de las entidades financieras de ese país.

Consultados varios baqueros británicos indicaron que los jóvenes tienen por costumbre, de forma voluntaria trabajar trabajar normalmente 14 horas al día o 100 e incluso 110 horas a la semana, buscando llamar la atención de la empresa y permanecer en la misma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR