El FMI sigue empeñado en recomendarle a España de que es necesario bajar los sueldos.

Más allá de que la economía española ha dado muestras de mejora, el elevado desempleo y las tensiones fiscales son a criterio del FMI motivos más que elocuentes para realizar una devaluación interna y encarar reformas en el mercado laboral. “La reforma del año pasado logró significativas mejoras, aunque pueden ser necesarias más reformas que promuevan una negociación colectiva más sensible a las condiciones económicas y reducir la dualidad del mercado” dicen para ser más exactos.

En un informe los técnicos del FMI advierten acerca de los riesgos centrales para la economía española y que las soluciones pasan por concentrarse en generar crecimiento y empleo, así como en contribuir al desendeudamiento del sector privado y en apoyar el crédito a la vez que se salvaguarda la estabilidad financiera, minimizando el impacto negativo en el crecimiento de la “inevitable” consolidación fiscal.

Lo bueno es que el informe indica que la economía española ofrece “signos de que se está estabilizando” y señala que la mejora de los desequilibrios externos de España se debe en parte a la débil actividad y a la fortaleza de las exportaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR