richard

Richard Branson propietario del grupo Virgin, ha decidido fijar su residencia en la isla caribeña de Necker para no pagar tantos impuestos en Reino Unido
El millonario ha vendido su mansión en el condado de Oxfordshire, al sur de Inglaterra, donde ha vivido durante más de veinte años, a sus dos hijos por 1,3 millones de libras (1,6 millones de euros).

Esto de cambiar de país de residencia, le permite a Branson ahorrarse millones de libras en impuestos por los ingresos que recibe del extranjero del grupo Virgin, formado por la aerolínea y otros negocios.

La causa que motivó a Branson fueron las nuevas medidas del Gobierno del conservador David Cameron que endurecen las reglas sobre los impuestos que deben ser pagados sobre las ganancias obtenidas fuera del Reino Unido. Este cambio ha afectado a personas con inversiones fuera del país y que antes no estaban obligadas a declararlas, algo que ahora deben hacer.

Los británicos reaacionaron con sorpresa porque el multimillonario (que siempre ha aportado mucho dinero a causas benéficas) siempre fue un defensor de los negocios del Reino.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR