twitter

Twitter guardará datos de navegación de los usuarios a los efectos de ofrecer avisos a medida.
La técnica no es nueva, se conoce en el mundo como retarget, y lo que se busca es generar un segundo impacto sobre un producto que ya ha generado interés.

Los usuarios que no quieran recibir anuncios tendrá que indicarlo dentro de las opciones de privacidad, en la opción de “prescindir de contenido promocionado”.
O sea que por defecto las ofertas aparecerán. En Twitter confían de que la forma de publicidad no sea tomada como agresiva y que los usuarios casi no noten la diferencia.

La medida no puede extrañarnos para nada. Desde que salió a la Bolsa, Twitter quiere hacer su modelo más rentable. La apuesta a la publicidad y la búsqueda de nuevos usuarios son las dos principales armas.

En varios países Twitter está cerrando acuerdos con operadoras telefónicas para que sus contenidos sean accesibles sin necesidad de paquetes de datos sino simplemente por SMS.
Seguramente en breve tendremos más novedades de parte de la red del pajarito.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR