tarjetas

Las tarjetas de crédito nos ofrecen la posibilidad de comprar un producto o pagar un servicio y pagarlo en varios meses.
Pero obviamente el crédito siempre viene acompañado de una TAE que no suele ser barato.
El mismo se aplica en otras operaciones como puede ser el retirar el dinero de cajeros, el contratar seguros de vida, de accidente o domésticos, y hasta comprar combustibles.

En tal sentido lo primero que tenemos que hacer es tratar de conseguir tarjetas gratuitas (como la de EVO Banco, ING, Citibank, Openbank….) esas que no tienen coste de emisión ni renovación.
Pero el gran consejo es tratar de evitar la devolución mínima permitida por el banco porque puede pasar que estemos muchos, muchos meses paganado un único producto.

Lo ideal es que en la medida de lo posible las tarjetas de crédito se guarden para hacer frente a un imprevisto.
Antes de elegir una determinada tarjeta de crédito hay que tener en cuenta los intereses que aplica, las comisiones que cobrarán, los gastos asociados, el límite de crédito, las facilidades de pago y algunas ventajas adicionales que pueden proponer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR