tripa

Sabido es que una muy buena parte del éxito que puede tener un establecimiento hotelero o un restaurante, depende de los comentarios que hay desperdigados en la red social.
Comentarios positivos hacen llegar nuevos clientes y comentarios negativos hacen que los potenciales clientes se abstengan de utilizar los servicios.

Esto parece sencillo de comprender. Sin embargo, que hacemos cuando los comentarios negativos son malintencionados.

El sitio TripAdvisor es de los preferidos por los viajeros que salen de vacaciones. Es poco probable que un hotel de gama media en cualquier parte del mundo no tenga al menos media docena de comentarios en esta red.
Pero el propio sitio es consciente del poder que tiene y para ello tiene un mecanismo que asegura la buena fe de los comentarios. “Tenemos filtros que analizan distintos elementos, desde la dirección IP del ordenador desde el que se envió el comentario hasta palabras clave sospechosas”, explica Blanca Zayas, la portavoz.

En el caso de que una de las “alarmas” se encienda, uno de los 200 miembros especializados del equipo revisa la crítica“La persona que gestiona esa oficina viene del FBI. Nos lo tomamos muy en serio”, asegura.

Además los propios hoteles pueden observar su ficha: “Los hoteles pueden entrar en su ficha, ver las opiniones y si ven algo extraño, advertirnos, para que lo analicemos”, asegura Zayas.

Otro dato a tener en cuenta esta en la cantidad de comentarios. La gente busca la media, no una experiencia aislada. El hecho de que TripAdvisor cuente con varias experiencias hace que una de ellas no desvíe la tendencia, ni a favor ni encuentra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR