trabajo

Según datos publicados por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) los españoles trabajan 280 horas más al año que los alemanes, sí, esos mismos cuyo sistema económico es utilizado como modelo de eficiencia.
Durante el 2013 se contabilizaron en España 1.665 horas de trabajo unas 100 menos que el promedio de la OCDE (1.770 horas), pero más que en Alemania (1.388) y Francia (1.489). En la mayoría de naciones de la Unión Europea las horas trabajadas al año están por debajo de la media de la OCDE, mientras Chile, Grecia, Corea y México superan las 2.000 horas anuales.

La noticia surge justo cuando el pasado lunes el Ministerio de Empleo actualizó su estadística sobre convenios colectivos, que arroja que la media de horas anuales pactadas entre empresas y trabajadores aumentó hasta las 1.760. Luego tras los ajustes adoptados a lo largo de la crisis para adaptar la producción a la caída de la demanda, las empresas están optando por ampliar la jornada con vistas a la incipiente recuperación de la actividad.

Eso sí, las estadísticas de la OCDE en este caso no discriminan por productividad, donde Alemania mantiene una amplia ventaja sobre España más allá de que el país ibérico se encuentra en franca mejoría desde el 2010 debido a los recortes de salario. La Comisión Europea indica que la productividad por hora en Alemania supera los 42 euros, mientras la española se queda en 32 euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR