air asia

AirAsia ha estado en boca de todos este domingo cuando se conoció la desaparición de un avión con 162 personas a bordo. Sin embargo, justo es decir que se trata de una aerolínea malasia de bajo coste que tenía hasta la fecha un historial limpio de accidentes aéreos.

La compañía fue registrada en 1994 por el conglomerado DRB-Hicom y comenzó a operar dos años más tarde. Cuenta en la actualidad con una flota de 169 aviones que realizan más de un centenar de vuelos nacionales e internacionales.

Su cara visible es el directivo y CEO Tony Fernandes, que provenía de Time Warner, quien refundó la sociedad en 2001. «Empezamos en 2001 con dos viejos aviones tras comprar la deficitaria AirAsia a su propietario malasio DRB-Hicom por el precio simbólico de un ringit (25 centavos de dólares) y una deuda de 11 millones de dólares», dice la aerolínea en su página web.
Los aviones de AirAsia han transportado a más de 200 millones de pasajeros en el marco del “boom” económico del sudeste asiático de los últimos años.

En los últimos años Air Asia ha multiplicado sus vuelos internos en Indonesia -cuya población es de 240 millones de habitantes- así como en Tailandia, Filipinas y más recientemente en India.
El eslogan comercial de la compañía es “ahora todos pueden volar”.

Los investigadores creen que el vuelo MH370 se desvió de su rumbo y acabó estrellándose por falta de carburante en un remoto lugar del sur del océano Índico, pero todavía no han encontrado ningún resto que confirme o desmienta la hipótesis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR