bancosantander

Banco Santander comienza el 2015 con novedades. La entidad presidida por Ana Botín, está saliendo al mercado con una macroampliación de Capital, lo cual implicará un incremento de sus recursos propios por hasta 7.500 millones de euros, según ha informado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Vale recordar que el supervisor bursátil había suspendido su cotización en Bolsa a la espera de que el grupo confirmase la operación y cuando las acciones cotizaban a 6,856 euros, lo que supone una subida del 3,33%.

Es la primera gran operación de la nueva presidenta. La cantidad establecida, esos 7.500 millones, equivalen al 9,9% del actual capital del banco. La ampliación se llevará a cabo mediante una colocación acelerada de nuevas acciones sin derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas.

Esta operación hace que el Santander eleve su nivel de capital del 8,5% al entorno del 10% según los criterios definitivos de la nueva normativa de solvencia internacional, Basilea III. Y es que el mercado venía exigiendo a la primera entidad española, pese a haber superado con holgura los test de estrés a la banca europea, que mejorase hasta el entorno de los diez puntos básicos, en línea con la media de los grandes bancos europeos.

Además Banco Santander ha confirmado su interés por hacerse con el portugués Novo Banco, la entidad creada con los activos sanos del rescatado Banco Espírito Santo. Tampoco se descarta la adquisición del Monte dei Paschi di Siena, uno de los bancos italianos que suspendió esas pruebas de esfuerzo al presentar un déficit de capital de 4.250 millones de euros.

El comunicado de Banco Santander indica que el objetivo que se persigue es “reorientar la política de dividendos del banco, con efectos del primer dividendo que se satisfaga con cargo al ejercicio 2015, pasando a distribuir tres dividendos en efectivo y un scrip dividend con cargo a dicho ejercicio, por importe estimado de 5 céntimos cada uno de ellos”.

Ahora, Banco Santander vuelve a pagar tres dividendos en efectivo y únicamente uno mediante la fórmula que permite elegir entre cobrar en metálico o en acciones. En todo caso, este cambio supone una rebaja del 66% respecto a la retribución actual a los accionistas, que en 2014 ascendió en total a 0,60 euros por acción. Ahora será de 0,20 euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR