dinero simbolo

Desde el 1 de enero de 2015 ha entrado en vigor una reforma fiscal que trae importantes novedades para los ahorristas.
Y es que las retenciones que se aplican a los intereses generados por el ahorro serán menores.

La rebaja se realizará de manera progresiva entre el 2015 y el 2016, produciéndose un ahorro que en algunos casos se incrementará hasta en seis puntos.

Esto hace que no sólo se beneficien las rentas con la reducción del IRPF, sino que también se notará el beneficio en las ganancias de los depósitos y cuentas debido a que los interes obtenidos por la cesión de capital a terceros son considerados como rendimientos del capital mobiliario y, por lo tanto, tributan por ello.

De esta forma los intereses obtenidos hasta 6.000 euros ven reducida su retención un punto hasta el 20 por ciento en 2015 y otro punto adicional, hasta el 19 por ciento en 2016.

Pero sin lugar a duda, serán los grandes patrimonios los más beneficiados ya que los intereses generados desde 6.000 euros hasta 24.000 euros verán reducida la retención tres puntos, desde el 25 por ciento hasta 22 por ciento, y un punto adicional hasta el 21 por ciento en 2016.

Está claro que cualquier rebaja en los tipos que gravan el ahorro siempre es bienvenida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR