suiza flag

Parece claro que los suizos manejan una información que otros no. Únicamente así se pude entender el sorpresivo movimiento anunciado ayer al eliminar el cambio fijo del euro contra el franco, que ha hundido al mercado de valores helvético, llevándose por delante a sus bancos y grandes exportadores.

Se espera que el BCE active en los próximos meses un agresivo plan de compra de activos. Esto hubiese dejado en aprietos al Banco Central Suizo que sería incapaz de seguir defendiendo el tipo de cambio ante la afluencia de una fuerte liquidez desde la Eurozona en busca de resguardo.

Dicho de otra manera, los suizos esperan una avalancha de euros y no quieren arriesgarse a defender su moneda, por lo que han tomado la decisión de que el tipo de cambio fluctúe libremente.

Es cierto que los suizos perderán competividad y los grandes exportadores como Nestlé o Novartis no la celebrarán pero era inevitable ante un problema aún mayor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR