dinero

A la hora de pensar en un depósito hay que tener en cuenta una serie de aspectos interesantes. No es únicamente pensar en la rentabilidad sino que hay que ajustarse a algunos otros aspectos.
Está claro que la rentabilidad es la que muchas veces manda y es el principal señuelo a la hora interesarse por un depósito. Pero no es el único.

Otro aspecto que hay que tomar en cuenta es el plazo. Cuanto más largo sea el plazo mejores ganancias, lo único que debemos tener en cuenta de que en este caso es que no deberíamos tocar el dinero. O sea invertimos dinero que sabemos que no vamos a precisar durante el plazo del depósito.

Las tasas de intereses también son importantes. En este caso tenemos las TIN o TAE. La tasa de interés equivalente (TIN) es el indicador en bruto de la rentabilidad que podemos obtener por nuestro depósito; la tasa anual equivalente (TAE) es un concepto creado por el Banco de España que incluye las comisiones y gastos derivados del uso del depósito, pero que se basa en la hipótesis de que los intereses generados mes a mes son reinvertidos.

Debemos evitar los vínculos. Muchas veces las entidades nos proponen contratar seguros u otros productos adicionales.

Lo mismo con las comisiones. Evitemos las comisiones grandes porque estropearán las ganancias. Cuidado que si bien pueden no estar presentes en el depósito en sí, el banco puede por ejemplo obligarnos a abrir una cuenta en la que ingresar los intereses de nuestro plazo fijo, reduciendo notablemente la rentabilidad.

La liquidiación de interéses mensuales es la más conveniente y debemos apuntar a la misma.
En cuanto a la spenalizaciones, sabemos que la mayoría de las entidades penalizan el retiro de capital. Recuperamos el dinero pero no los intereses que podemos perder total o parcialmente.

Por último a la hora de realizar nuestras cuentas, debemos saber que todo el beneficio obtenido en nuestro depósito debe tributar un 20 %, 22 % o 24 % en función de los intereses obtenidos (hasta 6.000 euros, de 6.000 euros a 50.000 euros y de 50.000 euros en adelante, respectivamente) en concepto de IRPF.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR