dinerodolar

Respecto a los seguros de vida, una de las preguntas que surge con mayor asiduidad es si ¿resulta legal contratar un seguro de vida para un tercero sin que este lo sepa, y además ponerse uno como beneficiario?

Bueno, en este caso lamentamos decirles que no. De acuerdo a la Ley de Contrato de Seguro, si la persona que gestiona la póliza no es el propio interesado es necesario el consentimiento por escrito de este, a menos que por otro medio se pueda acreditar su interés por la existencia de un seguro. A esto hay que sumarle que si el asegurado no fuese mayor de edad se necesita además la la autorización de sus representantes legales.

La segunda pregunta que suele aparecer es si en todas las circunstancias hay que realizarse el examen de salud o si se puede arreglar con diner.
En este caso vale la pena decir que el tema del reconocimiento médico o del cuestionario que se rellena es algo comercial y de ello no depende del valor de la póliza. Es decir que no existe legalmente una cantidad mínima establecida por el que una aseguradora no deba o pueda someternos a un cuestionario. Es una cuestión que queda al criterio de las aseguradoras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR