Al igual que Fitch, Moody’s rebaja a la Cam al nivel de bono basura

Tres son las agencias calificadoras de riesgo a nivel internacional que manejan todo el panorama: Moody’s, Fitch y S&P. Y de ellas ya van dos que colocan a la CAM a nivel de “bonos basura”.

La Caja de Ahorros Mediterráneo vio reducida hace un par de días la calificación crediticia de su deuda a ese nivel por Moody’s, después de que le fuese rechazada la intención de fusionarse con Cajastur, Caja Extrtemadura y Caja Cantabria para crear el Banco Base.

Así es que Moody’s sigue el camino que comenzó a transitar Fitch, cuando hizo lo propio con la Caja alicantina hace no mucho.

A pesar de los beneficios que le proporcionaría a la CAM los 2.800 millones de euros que ha pedido al FROB, Moody’s sostiene que la Caja sigue con demasiados retos e inconvenientes por delante debido a su actual muy débil capacidad de absorber riesgos, por leves que éstos sean, y entonces hace hincapié en la posibilidad de que los recursos públicos no sean suficientes para hacer frente a las eventuales pérdidas de la Caja.

La agencia calificadora de riesgos explica que la situación se ve todavía más complicada por las incertidumbres sobre la evolución de la economía de España y sobre todo de su sector inmobiliario.

Es entonces que Moody’s sostiene que “la recapitalización que provenga del FROB puede no ser suficiente para proteger a la CAM, aún parándonos en un escenario conservador de pérdidas”.

El informe de Moody’s indica además que la capacidad de generación interna de fuentes de recursos recurrentes por parte de la CAM seguramente se verá limitada por un entorno operativo a nivel nacional que está pasando por una etapa muy desafiante de crecimiento apático, amén de estar presionando de forma muy fuerte sobre los márgenes de ganancia de las instituciones financieras.

Para la agencia calificadora, la Caja Mediterráneo tiene en la actualidad un nivel de activos que no generan beneficios que se encuentra muy por encima de lo aconsejable, y por otra parte debe enfrentar una subida de los costes de financiación al mismo tiempo que hacer frente a las mayores exigencias de provisiones que le llegan desde los mercados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies