Ángela Merkel sostiene que hay que exigir a los mercados

Ángela Merkel, la canciller de Alemania, contribuyó a aumentar las turbulencias de los mercados a fines del verano europeo cuando habló a favor de involucrar al sector privado en los eventuales rescates que se debiesen realizar a las instituciones en peligro.

Ahora, con el otoño ya avanzado, volvió a insistir en el hecho de que los líderes políticos de Europa deben tener el coraje necesario como para exigir que los mercados cumplan con sus responsabilidades.

En realidad se está refiriendo a un ente no determinado al dirigirse a “los mercados”, pero todos entienden la clara referencia implícita a los agentes y sociedades privadas de inversión. A ellos les pide que, en caso de producirse nuevas crisis de deuda, también colaboren asumiendo parte de los sacrificios que hubiere que hacer para enfrentar el problema.

Para Merkel es fundamental, y así lo hizo saber al Parlamento alemán, que los mercados financieros sepan perfectamente quiénes están al frente de la situación.

Pero la canciller también se pregunta si sus pares políticos tendrán el coraje necesario como para hacer compartir los riesgos a aquellos popes de la economía que se dedican sólo a ganar dinero.

Quiere Merkel hacerles entender a “los mercados” que negociar con deuda pública también es una operación financiera que puede implicar riesgos, aún a cuesta de que esta comprensión ponga nerviosos a muchos y el panorama pueda llegar a complicarse todavía más.

No son pocos los que en el seno de la Unión Europea criticaron duramente a la canciller alemana, asegurando que con su prédica y sus dichos desencadenó la hecatombe de la venta de la deuda irlandesa a precios casi viles, a lo que Merkel respondió que “no es mejor europeo necesariamente quien acude en primer lugar a ayudar a los países miembros en problemas, sino aquél que adopta medidas para fortalecer a la moneda común, el euro, a largo plazo”.

Lo concreto es que las opiniones parecen estar bastante divididas entre quienes comparten la idea de hacer participar a la banca privada de eventuales rescates a instituciones en peligro, y aquellos otros que consideran que ese menester corresponde con exclusividad a los Estados donde se encuentren las instituciones con problemas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies