El Banco Mundial se refiere a los “PIGS” erróneamente y los deja mal parados

Los medios periodísticos ingleses comenzaron a usar despectivamente en los años noventa el término “PIGS” (“cerdos” en inglés) para hacer alusión a los problemas que presentaban las economías de Portugal, Italia, Grecia y España poco tiempo antes de la entrada en funciones del euro, la moneda común europea desde ese momento.

Ahora con la crisis económica global a cuestas, el término volvió a cobrar actualidad por los problemas de las finanzas públicas de estos países, sustituyendo a veces a Italia por Irlanda o directamente incluyendo a ambas naciones ahora en el término “PIIGS”.

Lo concreto es que desde entonces ningún organismo oficial adoptó el término y hay Bancos como el Barclays, que prohibió expresamente a sus analistas utilizarlo para referirse a esos países.

Hace pocas horas el Banco Mundial eludió usar PIIGS pero dio vida a una nueva categoría para esas naciones.

Y encima lo hizo en forma arbitraria y tomando datos totalmente erróneos en un informe oficial del organismo.
Debió rectificar sus dichos al poco tiempo al ser advertido por la prensa de la magnitud del error cometido.

Originalmente el Banco Mundial habló de una pérdida de confianza en la deuda de los cinco países más fuertemente endeudados de la UE, llamándolos “UE-5”.

Pero resulta que los cinco países más endeudados de la Unión Europea son Italia, Grecia, Bélgica, Hungría y Francia, y no los famosos PIIGS.
España, por ejemplo, está en el puesto número 14 de la lista de endeudamiento, incluso por detrás de naciones como Alemania, Holanda y el Reino Unido.

Pero parece ser que para los analistas del BM los PIIGS y los UE-5 son la misma cosa, y nada es más erróneo que ese dato.

Cuando algunos medios periodísticos españoles se pusieron en contacto con autoridades del Banco Mundial para pedir las explicaciones del caso, éstas se limitaron a “lamentarse de la desafortunada redacción del informe”, e intentaron explicar que en realidad en la nota en cuestión se referían a una combinación de deuda y déficit, con lo que el panorama se puso todavía más oscuro.

Sin embargo horas después, y en un intento de solucionar su tremendo error, se emitió una nueva versión del informe en donde se habla de “la posible pérdida de confianza en cinco naciones que combinan un alto déficit y una alta deuda pública”.
Las definiciones cambian, los países en cuestión se mantienen. El Banco Mundial es así…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies