El Corte Inglés suspendió inversiones para hacer frente a la situación

Cuando hace dos años la crisis económica global atacó sin piedad, “El Corte Inglés” tenía un elevado ritmo de inversiones que por supuesto tuvo que detener en gran parte para poder hacer frente a la situación.

Tanto las ventas como consecuentemente los beneficios sufrieron un duro recorte.

El año pasado tampoco fue lo que podríamos considerar brillante para el principal grupo de distribución de España, pero de cualquier forma la corporación pudo capear el temporal de la que dio en llamarse la “Gran Recesión”.

Ahora el presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, aseguró en la junta general de accionistas que “hemos superado la prueba más difícil en el año más difícil”. De esta forma Álvarez confirmó que se han tapado las vías que producían pérdidas, pero a costa de poner un inmediato freno al ambicioso plan de inversiones que el grupo tenía previsto para el futuro inmediato.

La gran caída del consumo hogareño por segundo año consecutivo se tradujo en un descenso de las ventas de casi el 6%. Hubo que rever nuevamente los márgenes de ganancias, a pesar de lo cual los beneficios del año pasado fueron definitivamente estimados en 369 millones de euros.

Esta cifra representa una caída del 1,5% con respecto al año anterior, lo que puede ser considerado un triunfo si se tiene en cuenta que en el año 2.008 el retroceso en las ventas fue estimado en el 47%.

Pero Álvarez reconoce que de ninguna manera los problemas han desaparecido, ya que por ejemplo la subida del IVA y la competencia cada vez más encarnizada por parte de otras cadenas le provocan al grupo serios inconvenientes.

La mejora que se ha observado en el primer semestre deberá ser ratificada en el segundo, que tradicionalmente es el más sustancial para el comercio.

El Corte Inglés seguirá con su actividad de expansión aunque en forma más medida, especialmente con las obras del edificio Windsor de Madrid y los nuevos centros de La Coruña, Zaragoza y Córdoba.

En el 2.009 la inversión ascendió a 1.071 millones de euros, frente a los 1.827 millones que se habían invertido doce meses antes. Y ahora la crisis retrasó sin época de realización los nuevos centros comerciales que estaban previstos para la apertura en Italia.

El gigante español seguramente seguirá con su política comercial de tantos años que lo ha hecho famoso en el mundo entero, pero los pasos a dar van a ser hasta nuevo aviso sumamente moderados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies