El FMI advierte sobre los peligros de retrasar las reformas financieras

Dominique Strauss-Kahn, el Director del Fondo Monetario Internacional, hizo advertencias acerca de los riesgos que se corren si no se ponen en práctica rápidamente las reformas al sistema financiero internacional.

“La gente está impaciente” declaró Strauss-Kahn, al ser consultado sobre estas reformas que no terminan de tomar formas concretas.

Durante una intervención que tuvo en la Eurocámara en Bruselas, el director del FMI aseguró que a su criterio, si los cambios siguen retrasándose esta impaciencia popular podría terminar en revueltas sociales obviamente no deseadas por nadie, e instó a continuar activamente con las negociaciones para lograr un mayor control que pueda supervisar las actividades financieras, de forma tal de evitar en el futuro una recesión como la que todavía se hace sentir en varios países del mundo como consecuencia de la crisis económica global.

Para Strauss-Kahn, si en algún momento vuelven las turbulencias que caracterizaron el desempeño del panorama financiero mundial durante los momentos más álgidos de la crisis, no va ser sencillo volver a pedir a los contribuyentes que con su dinero colaboren para el rescate de las instituciones en problemas.

El banquero francés reconoció que la crisis fue en muchos aspectos “humillante” para la clase política y financiera, y pese a los aparentes consensos con la Eurocámara, expresó sus dudas sobre la conveniencia de la creación de un nuevo impuesto a las transacciones financieras en el mundo, que es una medida que los diputados del Parlamento Europeo aprobaron hace apenas unos días.

Por el momento, Strauss-Kahn celebró que la recuperación de la crisis esté en marcha de la mano de los países emergentes, gracias a los cuales se podría esperar un crecimiento global para este año de alrededor del 4%.

La velocidad con que se está saliendo de la crisis varía mucho de acuerdo a los países, pero podría generalizarse sin temor a equivocarse demasiado en que esta velocidad es bastante menor en los países considerados más “avanzados” que en aquellos emergentes, donde la crisis parece no haber dejado tantas secuelas.

De cara al futuro inmediato, Strauss-Kahn volvió a insistir en la no-conveniencia de suprimir por el momento los planes de estímulo que muchos países pusieron en marcha y están sustentando la recuperación, más o menos leve, en casi todos ellos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies