El gobierno argentino quiere cerrar el año próximo el acuerdo con el Club de París

De acuerdo a declaraciones periodísticas del ministro de economía de la Argentina Amado Boudou, es intención del gobierno de esa nación latinoamericana cerrar en el transcurso del año próximo las tratativas para el acuerdo que está negociando con el Club de París a efectos de saldar la deuda que mantiene con ese organismo.

Boudou señaló al periódico “Página 12” que lo más importante de toda esta tratativa es que ya se está llevando adelante sin la participación del Fondo Monetario Internacional, organismo con el cual los argentinos saldaron ya toda su deuda.

El ministro de la administración de la presidenta Cristina Fernández recordó que la posición de su país es simple y concreta: la Argentina quiere pagar, como ya lo hizo con los acreedores, pero a través de propuestas que sean sustentables con el correr del tiempo, y no llegar a acuerdos que después son imposibles de cumplir y se vuelve a fojas cero con la consiguiente pérdida de tiempo y credibilidad.

Recordó también Boudou que “hace un tiempo, la condición de pasar antes de cualquier negociación por el FMI era imprescindible. Ahora ya los acreedores dicen que si el pago se realiza a corto plazo, en principio alrededor de un año, están dispuestos a cerrar trato inmediatamente.

Pero a nosotros un año nos parece un plazo irrealizable. Lo ideal sería un período de aproximadamente cinco años para saldar totalmente la deuda”.

El objetivo del gobierno argentino es llegar al fin del mandato de la presidenta Fernández el año entrante con el tema de la deuda resuelto. Por eso la idea es arreglar antes de la finalización del mandato en diciembre del 2.01, aunque no por los considerados “caminos tradicionales”.

Por ahora se barajan varias alternativas y se está conversando país por país del Club, con lo cual se cree que el acuerdo final sería más que probable.

Ya el anuncio del pago de la deuda se anunció en el 2.008, pero todavía persisten diferencias en el monto a pagar por la magnitud de los intereses que se pretende aplicar sobre una deuda original de 6.706 millones de dólares.

Cristina Fernández dijo en varias oportunidades que está dispuesta a cancelar la deuda que su país mantiene con el Club de París, pero sin la intervención del Fondo Monetario Internacional, como está previsto en el estatuto de la organización de acreedores que componen 19 países “desarrollados”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies