En el primer trimestre, El británico Barclays sigue dando pérdidas en España

La filial con sede en España del Banco británico Barclays volvió a presentar un saldo negativo en el transcurso del primer trimestre de este año 2.011.

Este hecho se viene repitiendo desde los dos años anteriores, 2.009 y 2.010, y hace que la filial española se haya convertido en un verdadero dolor de cabeza para las cuentas del grupo británico desde ese momento y hasta el presente.

En el arranque del presente ejercicio la filial sigue siendo un lastre difícil de superar.

En los tres primeros meses del año el beneficio neto del Banco británico tuvo una caída del 5% hasta alcanzar la cifra de 1.012 millones de libras esterlinas, unos 1.130 millones de euros.

Si bien es totalmente cierto que los márgenes de ganancia del grupo también empeoraron tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos, la región donde se produce la mayor caída de los beneficios es en el área de negocios de Europa continental, donde España se destaca del resto y se obtuvo un descenso global de casi el 24%.

La unidad de negocios de la banca corporativa del grupo en Europa continental casi triplicó sus pérdidas comparadas con el mismo período del año anterior, llegando a los 192 millones de libras, unos 215 millones de euros.

Barclays atribuye este importante deterioro principalmente a la pérdida de clientes en la cartera de crédito en territorio español.

En el informe que presentó el Banco a sus accionistas, Barclays da una explicación detallada sobre su exposición en los mercados español, italiano, irlandés y portugués, los más sospechados en la actualidad de presentar serios problemas.

El grupo británico destaca allí la “buena calidad” de su cartera de hipotecas residenciales en España, la que está evolucionando de acuerdo a los parámetros que eran de esperarse en estos tiempos todavía de crisis económica en la mayoría de las naciones de la Eurozona.

Pero al mismo tiempo el informe admite que la exposición actual del Banco al crédito promotor y constructor está llegando a niveles preocupantes, ya que alcanzan los 2.700 millones de libras, poco más de 3.000 millones de euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies