España será el país de la UE que más datos de Bancos y Cajas haga públicos

El Gobierno de España está empeñado en recuperar totalmente la credibilidad que en algún momento se puso en dudas con respecto a su capacidad de manejar la situación financiera del país y poder salir del atolladero en el que hoy por hoy está metido.

Y para despejar toda duda acerca de la solvencia de las entidades financieras españolas, además de los datos que los otros Estados miembros de la Unión Europea se comprometieron a difundir sobre sus Bancos y Cajas, los españoles harán un “ejercicio adicional de transparencia”, tal cual lo anunció hace poco la vicepresidenta segunda Elena Salgado.

España publicará los datos del 95% de su sistema financiero, contrariamente al 60% que en promedio publicarán los demás países de la UE. Pedirá también una prórroga a la Comisión Europea del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como medida de precaución, después que termine la reunión del Consejo de Ministros de Economía de la UE.

Afirmó Salgado que el pedido de ampliación del FROB lo hará efectivo después de que se conozcan las pruebas de resistencia a las entidades financieras, cosa que ocurrirá el próximo 23 de julio, “en el caso de que se necesitasen datos adicionales sobre el accionar de los Bancos y demás entidades españolas”.

Estas pruebas de resistencia simulan situaciones límites que permiten calcular la capacidad de Bancos y Cajas para salir de ellas, enfrentando un deterioro general de la economía en determinado momento.

Se prevén situaciones de caída del PIB por encima de un 3% de lo previsto por la Comisión Europea, y las repercusiones que un hecho de tal magnitud tendría en cuanto al cierre de empresas, subida del paro y su consiguiente aumento del impago de los créditos, con las seguras pérdidas para las entidades bancarias y financieras.

En principio Salgado explicó que los resultados básicos acordados para publicarse serán los mismos para todos los países, pero la administración de José Luis Rodríguez Zapatero decidió ampliar la base de datos a publicar para aumentar así la confianza de inversores y público en general en el sistema financiero español.

Todos los ministros de economía de la UE coinciden en que los datos deben ser lo más transparentes posibles, pero todavía no logran ponerse de acuerdo sobre la magnitud de la publicación de esos datos.

España no quiere perder tiempo y por eso ya dijo que sus anuncios en materia de resultados superarán a los de los demás países de la Unión Europea.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies