Finalmente Grecia dispondrá de 30.000 millones de los gobiernos de la Eurozona para enfrentar sus dificultades

Finalmente, y luego de numerosas reuniones, idas y venidas y contramarchas varias, el domingo último los gobiernos de la Eurozona parecen haber concretado el rescate de Grecia.

Las autoridades de la zona euro, que fueron convocadas por videoconferencia por el propio presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker se pusieron de acuerdo acerca de las condiciones que deberá tener la concesión de un primer préstamo al gobierno de Grecia de parte del bloque europeo por un valor de 30.000 millones de euros.

Todo esto si finalmente los griegos solicitan la ayuda de manera
formal, tal cual lo informó el presidente del Eurogrupo.

Consultado el Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Monetarios Olli Rehn sobre las condiciones de este préstamo, dijo que los intereses rondarán el 5% durante el primer año, siguiendo la línea que en estos casos aplica para sus préstamos el Fondo Monetario Internacional.

En la distribución pactada, España aportará casi 2.500 millones de euros al paquete de dinero que irá a parar a las alicaídas arcas del gobierno helénico.

Esta distribución del dinero que deberá ser aportado por cada país se calculó en base a la participación que cada uno tiene en el capital del Banco Central Europeo, con una fórmula consensuada por los jefes de Estado o Gobierno de la Eurozona en la cumbre especial para tratar este caso que se llevó a cabo hace dos semanas. En el caso puntual español, esa participación es del 8,3% del capital total del BCE, lo que da una cifra exacta de 2.490 millones de euros.

El principal objetivo del BCE con estas medidas es proteger a Grecia del ataque de los inversores particulares y los fondos buitres de inversión, salvándolo sí de una segura quiebra.

Atenas no pidió por el momento que se active el plan de salvataje, tal como lo recordó en más de una ocasión el ministro de finanzas griego Yorgos Papaconstantinu. Pero este pedido seguramente no tardará mucho en ser realizado en forma oficial.

Ya se adelantó que otra parte de la ayuda, con una cifra todavía no precisada, va a ser aportada por el FMI.

Entre las posibilidades que se barajan, está aquella en la cual Europa va a aportar dos tercios de la ayuda y el FMI el tercio restante, con lo cual el total del dinero que recibiría Grecia rondaría los 45.000 millones de euros.

En la parte que le corresponde, el FMI aplicaría sus propios tipos de interés en los créditos, que son del 2,7%, o sea prácticamente la mitad de lo que tiene pensado cobrar el Eurogrupo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies