incapacidad laboral permanente

La situación de pandemia ha provocado un cambio muy importante en la relación de la Seguridad Social con los pacientes que está generando, a su vez, mayor indefensión a la hora de obtener una pensión por incapacidad laboral permanente entre otras muchas cosas.

Desde Fidelitis, grupo de consultoría legal especializado en concesión de incapacidades laborales, explican que cada vez son más comunes las consultas telefónicas, el retraso en las pruebas y los tratamientos, y se está generalizando que se omitan los tribunales médicos (o se hagan por teléfono, en el mejor de los casos), algo que limita mucho las opciones del paciente.

Si tenemos en cuenta que cada vez hay que “hilar más fino” para que se le reconozca la prestación al paciente que tiene realmente derecho a ella, los informes son una pieza fundamental para acreditar las secuelas de las patologías. Sin embargo, no hay posibilidad de nuevos informes porque no se realizan nuevas pruebas, por lo que esta situación los expertos la definen como “la pescadilla que se muerde la cola”.

Lorenzo Pérez, experto en cuestiones socio-laborales y presidente de Grupo Fidelitis, afirma que: “Si a eso le sumamos que no te llaman para pasar el tribunal médico y sólo resuelven con los informes que tienen en el expediente (porque no hay nuevos por falta de nuevas pruebas) y tampoco revisan al paciente ni hablan con él o si lo hacen es mediante una llamada a la carrera y sin previo aviso, que pilla totalmente fuera de juego al paciente, sin documentos delante y ninguna preparación. Lo raro parece que sea que acierten concediendo alguna prestación, ¿o no?”

En España, según las últimas cifras del 2020 proporcionadas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, 948.917 personas tienen reconocida una pensión por incapacidad permanente. Sin embargo, las cifras anteriores a la pandemia revelaban que más del 95% de solicitudes para este tipo de prestaciones eran rechazadas en la vía administrativa. En la actualidad, los datos y previsiones son todavía más demoledores, según los expertos de Fidelitis.

El presidente de Fidelitis añade: “Hay un largo camino para la mayoría de los afectados desde que comienzan los trámites hasta que se le reconoce la incapacidad permanente en el grado que le corresponde a cada uno de ellos”.

En cuanto al porcentaje de concesiones, desde Fidelitis mantienen que las cifras oficiales son un tanto “confusas”. Las últimas publicadas por el propio Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, arrojan más de un 40% de las solicitudes son concedidas de forma favorable en el último año del que arroja estadísticas, lo cual, a priori, “parece una cifra bastante razonable, es más, una cifra de la cual el propio INSS debería sentirse orgulloso”. Pero lo que no dicen esas cifras es “el porcentaje que se concede en la vía administrativa y el porcentaje que se consigue en los Tribunales de Justicia. Sin embargo, una mayoría aplastante corresponde a los casos ganados en la vía judicial. Y eso por no hablar de que un número muy importante de esas pensiones se otorgan en un grado inferior al que realmente corresponde a cada paciente”, concluye Lorenzo Pérez.

Es por ello que conocer muy a fondo la normativa y procedimientos y, sobre todo, contar con un equipo especializado de profesionales para asesorar a los afectados en este largo camino, será una máxima si se pretende obtener un resultado óptimo para el enfermo y reducir al máximo los tiempos de lo que para muchos es un “calvario”.

Fidelitis, dado su marcado carácter social, y tal y como hace con el resto de procedimientos, ha suprimido la barrera económica para poder acudir a un abogado especialista y realiza los procedimientos a éxito, es decir, el usuario no paga nada hasta que no se obtiene la reestructuración de la deuda o la condonación de la misma, algo muy importante para este colectivo.

Sobre Fidelitis

Fidelitis es un grupo español de consultoría legal con más de 15 años de experiencia y una gran sensibilidad con el mundo de la discapacidad y las enfermedades graves que garantiza que los colectivos más desfavorecidos tengan el mejor acceso posible a los derechos contemplados por la ley.

Desde el Grupo, defienden la transparencia, el rigor, la experiencia, la calidad, la pasión y el compromiso social como algunos de sus valores más definitorios y cuentan con el apoyo de casi 500 instituciones de personas con discapacidad y enfermedades graves que les avala.

Son líderes nacionales en tramitación y obtención de pensiones por incapacidad laboral y todo tipo de prestaciones sociales, así como en resolución de conflictos laborales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies