La Argentina en una importante negociación con China por el aceite de soja

El gobierno de la Argentina espera que las conversaciones lleguen a buen término en el complicado tema de las trabas impuestas por China al ingreso de aceite de soja argentino a su territorio.

Estas conversaciones comenzaron en Pekín y por parte de la República Argentina viajó una delegación encabezada por el secretario de Industria de la administración de Cristina Fernández, Eduardo Bianchi.

El funcionario se mostró confiado en arribar a buenos resultados para ambos países, que en el caso de la Argentina serían que las autoridades del gigante asiático levanten las restricciones impuestas el 1º de abril pasado a la entrada a China de aceite de soja proveniente de la pampa húmeda del sur de Latinoamérica, una de las principales regiones de producción del mundo de esa materia prima, alegando “razones sanitarias”.

No son pocos los dirigentes políticos que en Buenos Aires interpretaron esta decisión de los chinos de prohibir el ingreso del aceite a su país como una represalia por las medidas “antidumping” (contra la competencia desleal) aplicadas por el ministerio de economía para intentar frenar el desmesurado ingreso de productos chinos al mercado interno argentino, en una evidente competencia con aquellos de industria nacional.

Por estos días las autoridades de la delegación argentina se reunirán con el viceministro de Comercio Exterior de China Shan Zhong en un intento de ambas partes de salvar las diferencias existentes y continuar con el creciente intercambio comercial entre ambas naciones, intercambio que se ha visto fortalecido sobre todo a partir de las medidas adoptadas por ambos gobiernos para hacer frente a la crisis económica global.

Ahora las tratativas entrarán seguramente en la faz técnica, de forma de determinar los parámetros de calidad con que debe llegar el aceite de soja argentino a China de acuerdo a las normas impuestas en los respectivos tratados comerciales.

La delegación argentina ya manifestó que después de las determinaciones eminentemente técnicas, las tratativas van a continuar por los canales diplomáticos habituales, de manera tal de arribar a un entendimiento definitivo en las próximas semanas y liberar de esta forma la exportación de este aceite tan preciado en China y que tantos ingresos le reporta a la República Argentina.

Las autoridades chinas ya manifestaron su decisión de terminar este diferendo lo antes posible para poder continuar “la creciente relación comercial que nos une con nuestros hermanos latinoamericanos”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies