La presidenta Cristina Fernández visita China con agenda oficial

Cristina Fernández, la presidenta de la República Argentina, partió de su país el pasado sábado 10 para realizar a partir del domingo 11 una varias veces postergada visita oficial a la República de China, que incluirá una reunión con el presidente de ese país Hu Jintao.

La presidenta viajó al gigante asiático con una nutrida comitiva de más de 80 personas entre asesores presidenciales y empresarios argentinos de las ramas más variadas.

Entre los principales miembros de su comitiva viajó con ella el flamante ministro de Relaciones Exteriores Héctor Timerman, en lo que es su primer viaje al exterior en compañía de la mandataria.

No debe olvidarse que se decidió realizar esta visita precisamente en el momento en que existen serios diferendos comerciales entre ambas naciones, especialmente en lo que atañe a la exportación de aceite de soja desde la Argentina hacia el país asiático, que pretende precios diferenciales dada la gran cantidad de producto que le compra a la nación latinoamericana, una de las principales productoras de ese insumo en el mundo.

Fernández inició el domingo su visita en la ciudad de Pekín, ciudad en la que el lunes disertó en la Universidad Nacional de Negocios y Economía, una de las Casas de Estudio más prestigiosas de China que en esta oportunidad le concederá a la mandataria argentina un doctorado “honoris causa”.

Ayer martes la presidenta argentina se reunió con el viceprimer ministro chino Hui Liangyu y participó en la inauguración del primer seminario de oportunidades de negocios, comercio e inversión entre ambas naciones.

Por la tarde mantuvo su reunión con su colega Hu Jintao, en la que según fuentes oficiales se suscribieron varios acuerdos bilaterales y se trató el tema del aceite de soja. Por la noche se llevó a cabo la cena oficial de gala en honor de la mandataria visitante y su comitiva.

Hoy miércoles Cristina Fernández va a mantener un encuentro con el primer ministro chino Wen Jiabao en la sede del Consejo de Estado del gobierno asiático. Allí planean tratar varios temas que hacen a las relaciones bilaterales entre los dos países.

El jueves en Shangai, la presidenta argentina será recibida por el alcalde de la ciudad y mantendrá junto con su comitiva varias reuniones de negocios con directivos de empresas del sector privado chino. Luego presidirá otro almuerzo de trabajo entre representantes industriales argentinos y chinos, esta vez en el marco del proceso de colaboración mutua en la etapa final de la crisis económica global.

Por la tarde visitará la Expo Shangai 2.010, donde Argentina presenta un importante pabellón.

El viernes la presidenta argentina emprenderá el regreso a su país, donde diversas fuentes gubernamentales destacaron la importancia comercial de este viaje que se venía postergando desde enero pasado por la disputa política que se creó en la Argentina a consecuencia del proyecto oficial de utilizar reservas monetarias para hacer frente al pago de parte de la deuda soberana del país.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies