Los inversores vuelven a confiar en España como antes de la caída de Irlanda

La confianza que los inversores internacionales vuelven a tener en la deuda pública de España retornó a niveles similares a los que tenían en los días previos al “descalabro” económico de Irlanda, después de que el director gerente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss Kahn declarase enfáticamente que el país “no necesita ser rescatado”.

La prima de riesgo española, equivalente al sobreprecio que los inversores piden a los bonos a diez años del Tesoro español frente a los de Alemania que se toman como referencia, cayó a los 180 puntos básicos, lo que supone una fuerte caída y un aumento de la confianza.

Este indicador es el más exacto y sensible acerca de la confianza de los inversionistas en la economía de un país, y en el caso español no caía a esos niveles desde el mes de noviembre pasado, en momentos previos a que el acoso a Irlanda por sus niveles de déficit la obligasen a pedir el rescate de sus socios de la Eurozona, de la UE y del propio FMI.

Elena Salgado, la vicepresidenta económica española afirmó que “Lo que valoran los mercados es la determinación absoluta del Gobierno de continuar con la agenda prevista de reformas prevista. Es bueno para la economía y para el futuro de España”.

La evolución positiva de la deuda española contrasta por estos días con la subida de la presión que sufre el gobierno de Portugal, que reconoció que necesita la ayuda de la Unión Europea por el fuerte endurecimiento de las condiciones de financiación que provocó la crisis política derivada de la renuncia del primer ministro José Sócrates por el rechazo del Parlamento de su país a su cuarto plan de ajuste.

Desde que comenzó la crisis en los mercados de deuda debida a los problemas de los países de la Eurozona con mayor déficit en la primavera pasada con el derrumbe de la economía griega, la prima de riesgo española subió en forma constante salvo en el mes de julio del año pasado, cuando la publicación de las pruebas de resistencia del sector financiero español resultaron satisfactorias pese a algunos puntos algo “turbios”. Fue en ese mes que el nivel llegó a bajar de los 140 puntos básicos, una cifra a la que no se ha podido retornar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies