Los países del Mercosur esperan la respuesta de la UE

Los países integrantes del Mercosur más algunos otras naciones de Latinoamérica que fueron especialmente invitadas, tal el caso de Chile y Bolivia, se reunieron en estos días en la ciudad argentina de San Juan.

Los ministros de relaciones exteriores de estos países declararon estar confiados en que las autoridades de la Unión Europea (UE) correspondan a la oferta que hizo el bloque latinoamericano, la que fue unánimemente calificada como “excelente”, al tiempo que recalcaron que el bloque latinoamericano “no puede jugar al achique” frente a su contraparte europea, más teniendo en cuenta la en relación muy buena situación por la que está atravesando el continente de sudamericano en estas épocas post crisis global al menos de este lado del Atlántico.

El canciller de Brasil Celso Amorim afirmó que el Mercosur hizo una oferta muy positiva, excelente, y estamos esperando una correspondencia en el mismo sentido de parte del lado europeo para llegar a un acuerdo equilibrado y justo.

Brasil asumió en esta reunión la presidencia por seis meses del bloque, y piensa dar énfasis a las negociaciones con la UE, pero sin ceder ni un ápice en os puntos que se consideran fundamentales para las naciones latinoamericanas.

Del mismo modo, el canciller uruguayo Luis Almagro se refirió a las negociaciones con el gran bloque europeo reafirmando punto por punto todo lo antedicho por sus colegas. “En las reuniones con la UE el Mercosur debe presentar una propuesta maximalista ya que estamos en condiciones de hacerlo, y no podemos achicarnos frente al supuesto poderío, hoy muy debilitado, de las grandes potencias del viejo continente”.

Técnicos del Mercosur y la UE reanudaron en julio las negociaciones en la ciudad de Buenos Aires después del relanzamiento acordado algunos meses atrás en Madrid luego de un paréntesis de seis años.

Pero no todas fueron flores, ya que en el bloque “de los 27” de Europa hubo países como Francia que no respaldaron la negociación y porque además la UE en conjunto acusó a la República Argentina de poner trabas a la importación de alimentos provenientes de Europa.

Tanto el canciller uruguayo como el argentino Héctor Timerman hicieron hincapié en la contracción de los mercados de los países desarrollados después de la crisis, contracción de la que el bloque latinoamericano pudo salir airoso sin demasiadas dificultades.

Ahora llegó el momento de negociar, quizás por primera vez en la historia, con el balón en poder de Latinoamérica. Veremos qué pasa…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies