No repunta la venta de coches en territorio español

Cuando en el mes de junio del año pasado se terminó el sistema de ayudas públicas para la compra de automóviles, el sector comenzó a experimentar resultados negativos que no han dejado de sucederse mes tras mes sin solución de continuidad, acumulando hasta ahora ocho meses de caídas consecutivas.

Ahora los últimos datos oficiales dados a conocer por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Turismos (Anfac) indican que la cantidad de matriculaciones cayó en febrero un 27,6% en términos interanuales, es decir con respecto a igual mes del 2.010.

De las poco más de 66.000 matriculaciones que se efectuaron el mes pasado, 30.100 correspondieron a particulares, lo que indica una caída de ventas en ese sector en particular del 46,4% con respecto a febrero del año anterior, transformándose así en la principal causa del “desastre” del sector automovilístico.

Si bien la demanda de vehículos por parte de las empresas mostró una muy ligera subida, esta fue insignificante como para contrarrestar el desplome en las ventas a los particulares.

Las compañías no alquiladoras subieron sus compras un 3,3% y las empresas de alquiler de vehículos compraron 1,5% más de unidades que en febrero del 2.010, matriculando por lo tanto alrededor de 15.300 unidades.

De acuerdo a declaraciones del director general de Anfac, Luis Valero, el sector del automóvil fue durante el 2.010 el segundo en cantidad de exportaciones de toda España. Las fábricas españolas produjeron un 10% más de unidades que el año anterior, pero el mercado interno absorbió apenas el 13% de esa producción.

Para Valero, la evolución negativa que desde hace casi tres trimestres muestra el mercado automotriz no hace sino anunciar que España todavía no ha abandonado la crisis económica.

“Lamentablemente el año sigue comportándose de acuerdo con las previsiones que se habían manejado y que anunciaban caídas en las ventas del primer trimestre del 2.011 por encima del 20%”, afirmó el directivo de Anfac.

“El volumen de ventas registrado en los dos primeros meses del año muestran claramente que el sector y toda la economía española no ha salido aún de la crisis”, agregó Valero.

Por otra parte, las autoridades del sector manifiestan su preocupación por la “demonización” del automóvil dentro de la sociedad que desincentiva las compras, al mencionar la contaminación del medio ambiente, la limitación de la velocidad en las carreteras, los accidentes de tránsito, y todo aquello que contribuye a que muchos piensen dos veces antes de comprar un nuevo vehículo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies