Black Friday ya está aquí. Una fecha que llevamos esperando semanas y semanas. Y es que, en los últimos dos meses, nos han invadido infinititos mensajes publicitarios, recordándonos que esta cita de las compras se acercaba.

Así, a día de hoy, el que más y el que menos ya tiene pensado destinar parte de su presupuesto para alguna nueva adquisición este viernes. Teniendo en cuenta que, según un estudio de Cetelem, cada español gastó de media 262 euros en el pasado Black Friday, ¿hasta qué punto las compras que vamos a realizar son necesarias? Y lo que es más importante, ¿qué prendas debemos evitar comprar?

La experta en moda Laura Opazo, autora de Armario sostenible: aprende a comprar de manera consciente e inteligente (Editorial Zenith), aboga por la responsabilidad individual:Es fundamental marcar un presupuesto y tratar de imponer el sentido común para no acabar comprado prendas flechazo que a los dos días no van a cumplir ningún rol en tu día a día”, concluye Opazo.

 La realidad es que los gigantes de la industria textil renuevan sus colecciones cada dos o tres semanas. De esta forma, para las empresas, Black Friday se convierte en una jornada perfecta para librarse de su excedente de stock; mientras que para los consumidores puede ser en muchos casos una forma de derrochar dinero y de almacenar prendas que literalmente ya estarán pasadas de moda.

 “Si te apetece comprar y aprovechar los descuentos, que sea algo que verdaderamente necesitas, prendas clásicas que tengan una vida útil más larga. Una alternativa que, además de ahorrar dinero, nos permite reducir el impacto medioambiental”, explica Opazo, apelando a la conciencia de los consumidores.

“Mi recomendación es que se evite la compra de prendas con estampados llamativos en tiendas de consumo masivo, ya que van a cansarnos visualmente antes y harán que las descartemos rápidamente tras pocos usos”, añade.

Asimismo, Laura hace hincapié en no dejarse llevar por la ausencia de gastos de envío al adquirir nuevos artículos. “Es primordial actuar de forma sensata a la hora de comprar, ya que el transporte de las prendas a domicilio, aunque al consumidor no le cueste dinero, genera una huella medioambiental, que hay que multiplicar por dos si encima después parte de la ropa se devuelve”, concluye.

Las etiquetas, una información fundamental

Otras de las recomendaciones que hace esta experta se basa en la lectura de las etiquetas, las cuales ofrecen una información esencial para poder determinar si la prenda está hecha con un tejido sostenible o no. “Igual que nos hemos acostumbrado a leer las listas de ingredientes de los alimentos y los INCI de los productos cosméticos, tenemos aprender e interpretar las etiquetas de las prendas que nos ponemos explica la autora de Armario Sostenible.

“En los últimos años han comenzado a producirse nuevos tejidos sostenibles hechos a base de lo que hasta ahora considerábamos deshechos, como restos de lana, basura plástica o pieles de frutas” cuenta Laura Opazo, quien concluye diciendo que: “esta opción junto a los tejidos reciclados, incluso si estos derivan de fibras sintéticas, son la alternativa más sostenible, por encima del algodón orgánico, que a pesar de no ser plantado con pesticidas requiere bastante uso de agua para su producción”.

 Sobre Laura Opazo y su libro

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, Laura Opazo es ante todo una apasionada de la moda. Su interés en el sector la ha convertido es una de las principales divulgadoras sobre moda sostenible en nuestro país. En la actualidad, difunde la importancia de un armario sostenible a través de su cuenta de Instagram (26K seguidores), de los medios en los que colabora: EsRadio y Canal Decasa, y en ISEM Fashion Business School, donde imparte clases.

Armario sostenible: aprende a comprar de manera consciente e inteligente, que desde su publicación -el pasado mes de septiembre- se encuentra en el top 10 de los libros más vendidos de Amazon en las categorías de sostenibilidad y conservación del medio ambiente, es una práctica guía que repasa la historia de la industria textil y nos revela las graves consecuencias medioambientales y sociales que acarrea la moda rápida. Asimismo, introduce al lector en el mundo de las marcas sostenibles y ofrece alternativas de consumo con el fin de que seamos más respetuosos con el medio ambiente y, al mismo tiempo, logremos mejorar nuestra relación con la moda.

Laura Opazo, con un estilo informativo y práctico, a través de las páginas de Armario sostenible hace un recorrido histórico entre la relación consumo/moda, con el objetivo de poner de manifiesto cómo se ha pasado de ser una sociedad de consumo a una de hiperconsumo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies