Resabios del G-20: Brasil no cree en la rápida reducción del déficit para el 2.013

Para el ministro de Hacienda de Brasil Guido Mantega todavía no hay un consenso definido en el G-20 acerca de la magnitud de la reducción del déficit fiscal de las distintas naciones, y estima que la meta de reducirlo en un 50% para el año 2.013 “no es para nada realista”.

En opinión de Mantega, esa meta es “algo difícil y exagerada”. Recordemos que el ministro fue el máximo representante brasileño en la Cumbre del G-20 del fin de semana pasado ante la ausencia del presidente Lula Da Silva por las inundaciones que están azotando buena parte del territorio del Brasil.

Según Mantega es muy claro que estas metas serán muy difíciles de alcanzar habida cuenta de que en estos momentos hay naciones que presentan un déficit por encima del 10% de su PIB, lo que torna realmente imposible arribar a lo que se propuso el G-20 en Toronto, y no es cuestión de hacer apuestas sin futuro cieto.

El comunicado final de la Cumbre del G-20 en Canadá expresa la decisión de reducir el déficit a la mitad para el año 2.013 y la estabilización de la deuda como un porcentaje estipulado de la producción económica total para el 2.016.

Mantega dijo estar de acuerdo en las metas que se persiguen, pero duda mucho sobre “cuánto” del recorte podrá efectivamente ser llevado a cabo.

Los temas de la deuda pública y el déficit de cada país tienen un origen común y hay una imperiosa necesidad de que existan “números creíbles y concretos”. Según Mantega, las metas a cumplir son indudablemente necesarias, pero deben en cualquier caso ser compatibles con el crecimiento del PIB de cada nación, porque de lo contrario los puntos a lograr traerán no soluciones sino más bien nuevamente una recesión generalizada que obviamente frenará el crecimiento incipiente de la economía global.

No hay dudas para las autoridades de Brasil, uno de los principales países emergentes del mundo, que hoy en día el principal desafío que enfrenta el mundo es garantizar la consolidación de la recuperación.

Y esta recuperación, de acuerdo a cómo se está planteando el tema, puede estar seriamente amenazada por la prisa en retirar los planes de estímulo que dan vida a la economía actual de muchas naciones.

Para Mantega, los líderes mundiales saben perfectamente cuál es el verdadero problema y cuál la solución a ese problema.

Sólo falta que se pongan de acuerdo en implementar los planes para solucionar la actual situación, y que estos planes sean puestos en práctica a su debido tiempo y en su justa medida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies