Según el presidente de Brasil, su país está creciendo “a ritmo chino”

El presidente brasileño Luis Ignàcio Lula Da Silva está convencido y lo afirma enfáticamente: Brasil alcanzó un “ritmo chino” de crecimiento en el curso del tercer trimestre de este año, lo que representa en números cerca del 9%, una cifra realmente impensada para estas épocas de crisis global o post crisis en el caso de la primera potencia de Latinoamérica.

Pero más allá del convencimiento de Lula, estas no son expresiones de deseo. El ministro de hacienda Guido Mantega aseguró que la economía brasileña va a crecer no menos del 6,5% en el 2.010, y pronosticó que ese crecimiento puede mantenerse en el tiempo incluso hasta el 2.017.

El presidente de Brasil escribe todas las semanas una columna para varios periódicos regionales, y en ella citó la elevada tasa de crecimiento que mostró la economía de Brasil en el tercer trimestre, dejando atrás definitivamente la recesión que la crisis global había provocado a principios de este fatídico 2.009.

Para Lula, el clima económico en el país es “altamente favorable” debido a la mejoría experimentada por todos los indicadores que marcan la marcha de la recuperación.

Según Lula, “no deben ser muchos los países en el mundo que en estos momentos hayan generado más de un millón de empleos y muestren una subida de su PIB de casi el 9%”.

El término “ritmo chino” hace obvia referencia a la tasa de crecimiento que mostró en la última década la gran potencia asiática, y que ahora se vio frenada por la crisis. Pero parece que le pasó el legado a Brasil, que ahora a los ojos del mundo sigue los pasos de China de unos años atrás.

Ya en el promedio del 2.009 el PIB de Brasil creció cerca del 5%, según los cálculos de Mantega, quien aseguró que la subida del último trimestre potenció de manera increíble los números de la economía brasileña.

Y todo esto después de haber estado técnicamente en recesión por casi un año hasta finales del 2.008.

Mantega afirmó en un cónclave celebrado en la sede de la Confederación Nacional de la Industria, que “Brasil ya dejó definitivamente atrás la crisis económica global con todos sus parámetros económicos preservados, y de ahora en más sólo cabe esperar un crecimiento a un nivel muy pronunciado y a largo plazo”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies